PARADIGMA21

Jueves 29 Octubre 2020

Europa sufre una oleada inmigratoria masiva nunca vista, lo que cambiará para siempre el panorama social del continente si las potencias no toman medidas para frenarlo. El problema son los mismos gobiernos que favorecen este cambio en contra de la mayoría de los ciudadanos que ven la inmigración como algo negativo más que positivo a largo plazo.

Banderas Parlamento Europeo

En el año 2015 se batió el récord de peticiones de asilo en Europa (1,3 millones) desde el fin de la Unión Soviética en 1992 con 697.000, según fuentes de Euroestat, la agencia estadística de la Unión Europea. Ni siquiera la guerra de Kosovo habría producido tal flujo de desplazados en territorio continental.

Curiosamente, y en contra de lo que parece si nos atenemos a lo que los grandes medios dan a conocer, Hungría fue el segundo país europeo en recibir solicitudes de asilo con 174.000 después de Alemania con 442.000.