PARADIGMA21

Jueves 29 Octubre 2020

El nuevo gobierno de Irak busca alejarse de Irán. Desde el pasado 12 de mayo, el nuevo primer ministro de Irak es Mustafa al-Kadhimi. Durante su intervención ante el parlamento del país, el primer ministro enfatizó su intención de «imponer el prestigio del estado» lo que se traduce en que el Gobierno pueda controlar los grupos armados en Irak. Kadhimi se refiere de forma implícita a los grupos milicianos pro iraníes que responden a la disciplina de los comandantes del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica Iraní (Sepah Pasdarán).

Mustafa al Kadhimi

Son varias las milicias iraquíes apoyadas por Teherán; las tres principales son Kataib Hezbollah, Asa’ib Ahl al-Haq y Kataib Sayyed al-Shuhada, todas están fuera de la autoridad del estado iraquí a pesar de que nominalmente forman parte de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una organización militar paraguas que coordina las fuerzas que proyectan el poder iraní en toda la región.

Hace doscientos años el pueblo español entró en la arena pública y se hizo protagonista de su destino. Mientras la mayor parte de la clase dirigente nacional se rendía ante Napoleón, los españoles: majas, aguadores, herreros, campesinos, soldados, etc. proclamaron su derecho a elegir su nación y su gobierno.

 dosdemayo

El grito de “vivan las cadenas” como, más tarde, el unamuniano “que inventen ellos”, no es sino la expresión de la rebeldía ante las imposiciones que llegaban desde Francia, basadas en las bocas de los cañones y en el filo de las bayonetas. Fernando VII no era digno de ese esfuerzo ni de ese sacrificio pero España sí.

Las necesidades que generaron de las guerras en Iraq y Afganistán provocaron una demanda de mano de obra armada privada y especializada, cuyo elevado volumen de contratación, tuvo una oferta empresarial.

Triple Canopy operative

Tanto las compañías como las instituciones están cubriendo su seguridad en áreas de alto riesgo y grandes beneficios con contratistas de ejércitos privados. Ya sea para garantizar la producción o la seguridad de un oleoducto o una embajada los contratistas sirven para reducir el personal militar que funciona como conductores, guardias y otros oficios que normalmente desempeñan los militares.