PARADIGMA21

Sábado 15 Mayo 2021

Después de negar durante meses que hubiera manipulación alguna en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos, la revista TIME confirma que sí se trabajó coordinadamente entre diferentes grupos de poder para derrocar al expresidente con tácticas nada democráticas.

Joe Biden y Kamala Harris

AP Photo/Carolyn Kaster

Conspiranoicos, peligrosos extremistas, racistas, xenófobos… Estos son solo algunos de los muchos calificativos que se han vertido sobre todos aquellos que hemos explicado, con mayor o menor acierto, el modus operandi de una parte de la sociedad civil hermanada y controlada por otra parte de la élite financiero-política.

Las pasadas elecciones estadounidenses constituyeron un claro ejemplo de lo extremadamente complejas que son las relaciones de poder y hasta qué punto pueden coordinarse para proteger sus propios interesesLas Big Tech y Big Finance mostraron su enorme capacidad de actuación al poner toda la carne en el asador en 2020 para evitar que Donald Trump repitiera mandato. A una legislatura siempre cuesta arriba, se le suma una campaña de acoso y derribo en los medios de comunicación de una extremada violencia verbal.

Los ataques coordinados contra la figura de Donald Trump se producen desde prácticamente el arranque de su carrera presidencial para hacerse con la candidatura republicana. Un análisis general de las noticias de los últimos cuatro años así lo demuestra. En numerosos casos, se emplearon cortinas de humo que desviaron la atención del público de los grandes escándalos demócratas.

La sospecha de fraude coordinado en diferentes campos resulta legítima y, sin embargo, esta postura se ha visto absolutamente deslegitimada por la opinión dominante y contraria. Al menos, hasta ahora.

La revista TIME admite en un artículo del pasado 4 de febrero que no solo es que haya habido una conspiración, sino que, además, era necesaria para “garantizar que la democracia en Estados Unidos perdure”. Excelente ejemplo de que no importa el qué, sino el quién. ¿Se acuerdan de cuando alertaban sobre una trama rusa para interferir en las elecciones de 2016?

Fuente: Fundación Civismo

Leer artículo completo